Annabel Lee

 

Annabel Lee, James Abbott McNeill Whistler



Hace muchos, muchos años,
en un reino junto al mar,
vivía una doncella
cuyo nombre era Annabel Lee;
y vivía esta doncella sin otro pensamiento
que amarme y ser amada por mí.

Yo era un niño, una niña ella,
en ese reino junto al mar,
pero nos queríamos con un amor que era más que amor,
yo y mi Annabel Lee,
con un amor que los serafines del cielo
nos envidiaban a ella y a mí.

Tal fue esa la razón de que hace muchos años,
en ese reino junto al mar,
soplara de pronto un viento, helando
a mi hermosa Annabel Lee.
Sus deudos de alto linaje vinieron
y se la llevaron apartándola de mí,
para encerrarla en una tumba
en ese reino junto al mar.

Los ángeles, que no eran ni con mucho tan felices en el Cielo,
nos venían envidiando a ella y a mí…
Sí: tal fue la razón (como todos saben
en ese reino junto al mar)
de que soplara un viento nocturno
congelando y matando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era mucho más fuerte
que el amor de nuestros mayores,
de muchos que eran más sabios que nosotros,
y ni los ángeles arriba en el Cielo,
ni los demonios abajo en lo hondo del mar,
pudieron jamás separar mi alma
del alma de la hermosa Annabel Lee.

Pues la luna jamás brilla sin traerme sueños
de la bella Annabel Lee;
ni las estrellas se levantan sin que yo sienta los ojos luminosos
de la bella Annabel Lee.
Así, durante toda la marea de la noche, yazgo al lado
de mi adorada -mi querida- mi vida y mi prometida,
en su tumba junto al mar,
en su tumba que se eleva a las orillas del mar.


Edgar Allan Poe

Traducción de María Condor y Gustavo Falaquera

63 comentarios:

Vivian dijo...

Es éste el único poema que, al leerlo, siento tristeza más allá del sentimiento que las palabras transmiten, siento tristeza por el autor de esas palabras, cada vez que lo leo, no puedo dejar de pensar en el melancólico Poe, hundido por la muerte de su esposa, el amor de su vida.

Cuando leo los versos de Poe, acude a mí mente la imagen de Virginia, su esposa, pero siempre me ha gustado el cuadro de Whistler, por eso decidí incluirlo en la entrada.

Angelus dijo...

Este poema lo trabajo en clase cuando explico el Romanticismo; es un texto bastante didáctico de la esencia de este movimiento: evasión, amor exaltado, el mar, la luna... Lo acompaño de la versión musical de Radio Futura, bastante buena. Saludos.

El peletero dijo...

En el amor siempre está presente la muerte, como un temor, como un dolor, quizás desea perpetuarse más allá del tiempo, continuar el goce después de la vida porque ese amor es la vida entera que la agosta más que la aviva.

Saludos

Elvira dijo...

Precioso, Vivian, no lo conocía. Pero no me imagino a los demonios en el fondo del mar. :-)

Lo he buscado en inglés y te lo traigo:

Annabel Lee

It was many and many a year ago,
In a kingdom by the sea,
That a maiden there lived whom you may know
By the name of ANNABEL LEE;
And this maiden she lived with no other thought
Than to love and be loved by me.

I was a child and she was a child,
In this kingdom by the sea;
But we loved with a love that was more than love-
I and my Annabel Lee;
With a love that the winged seraphs of heaven
Coveted her and me.

And this was the reason that, long ago,
In this kingdom by the sea,
A wind blew out of a cloud, chilling
My beautiful Annabel Lee;
So that her highborn kinsman came
And bore her away from me,
To shut her up in a sepulchre
In this kingdom by the sea.

The angels, not half so happy in heaven,
Went envying her and me-
Yes!- that was the reason (as all men know,
In this kingdom by the sea)
That the wind came out of the cloud by night,
Chilling and killing my Annabel Lee.

But our love it was stronger by far than the love
Of those who were older than we-
Of many far wiser than we-
And neither the angels in heaven above,
Nor the demons down under the sea,
Can ever dissever my soul from the soul
Of the beautiful Annabel Lee.

For the moon never beams without bringing me dreams
Of the beautiful Annabel Lee;
And the stars never rise but I feel the bright eyes
Of the beautiful Annabel Lee;
And so, all the night-tide, I lie down by the side
Of my darling- my darling- my life and my bride,
In the sepulchre there by the sea,
In her tomb by the sounding sea.

Edgar Allan Poe

Besos!

Myra dijo...

Hola, Viv. A mí me parece un poema lleno de ternura. Triste por lo que representa, pero a la vez piensas que es afortunada la persona que pueda llegar a vivir y sientir un amor así.

Cuando lo he leído por primera vez, se me puso un nudo en la garganta. Aquí lo dejo.

Un beso, Viv

troyana dijo...

Vivian,recuerdo la canción de Radio Futura,me gustaba mucho la letra,pero desconocía su origen literario y en este caso,dramático.
gracias por la revelación.
bss

Vivian dijo...

Sabes Angelus, fue la entrada en tu blog, y aquella foto, las que me hicieron recordar a Poe, y me llevaron a dedicarle esta entrada, a él y a su Annabel Lee.

Creo que Poe es el “representante” perfecto de la esencia del Romanticismo, y una magnífica manera de acercar a tus estudiantes al concepto, tan distorsionado en la actualidad desde campañas publicitarias varias de San Valentines y similares, todo superficialidad de corazones en rojo y regalos envueltos en lacitos rosa…

Me parece una gran idea la de acompañarlo con la versión de Radio Futura.

Saludos

Vivian dijo...

Precioso el comentario, peletero, es esa presencia de la muerte la que caracteriza en mayor o menor medida a los románticos, en el amor y en la vida, tal vez porque en aquellos tiempos era una amenaza muy real a edades tempranas, una amenaza de pérdida, constante, y es por eso, creo, que ese amor, interrumpido a destiempo, quedaba para perpetuidad en sus corazones, un amor que trascendía la muerte, e intentaban inmortalizarlo a través de la palabra escrita.

Saludos

Vivian dijo...

La gente suele imaginar a los demonios rodeados de fuego, supongo que por eso no los imaginas en el fondo del mar, Elvira, yo sí los imagino, de hecho, muchos de los dibujos de Blake me hacen pensar en demonios marinos, viviendo en las oscuras profundidades del mar, donde los peces tienen esas formas extrañas, algo “monstruosas”.

Me alegra haberte descubierto el poema, y que te haya gustado. Muchas gracias por buscarlo y dejarlo aquí en su idioma original, estuve tentada de incluirlo en la entrada, pero al final me decidí por el cuadro.

Besos

Vivian dijo...

Es curioso lo que comentas, Myra, la primera vez que leí el poema, por encima del sentimiento de pérdida que supone la muerte de la destinataria del poema, lo que más me transmitió fue justo lo que comentas, la sensación de estar leyendo una historia de amor extraordinaria, las palabras de Poe transmiten la grandeza de ese sentimiento, que perdura y vive a pesar de la muerte, y también pensé en lo afortunada de la mujer que lo inspiró y del hombre que lo sintió.

Fue tiempo después de haberlo leído por primera vez cuando conocí la historia de Poe, de Virginia y de las circunstancias que rodearon al poema, y desde entonces, cada vez que lo leo, siento una enorme tristeza por el hombre detrás del nombre.

Ya ves, siguen nuestras coincidencias ;)

Un beso muy fuerte para ti.

Vivian dijo...

Me alegra que hayas descubierto el poema, origen de la canción, gracias a esta entrada que le dediqué, troyana.

A mí también me gusta la canción de Radio Futura.

Besos

Josep dijo...

Has tenido un gran acierto, Vivian, al escoger ese bellísimo cuadro con tonos crepusculares para ayudar a visualizar el magnífico poema de Poe que transmite su desesperación por la falta del ser amado.

Muy bella entrada.

Besos.

CAS dijo...

ENORME POE!!Cuánto amor y dolor trasmiten estas palabras de una forma tan poética. El grito desgarrador hecho memoria y eternidad, una forma que tienen los poetas y los artistas de hacer un mundo a medida de sus emociones y desplegarlo para nuestro disfrute y comprensión. Cuando el dolor y la tristeza nos invaden y en este caso debe haber sido inmenso esa pérdida, las palabras y la evocación son un camino al consuelo.
Hacia millones de años que no leía a Poe y tu entrada me trajo ganas de leerlo de nuevo. gracias mi querida tocaya.

Raúl dijo...

Yo me lo aprendí enterito (aunque adaptado) por culpa o gracias a Radio Futura, Hace ya tanto tiempo...

El Drac dijo...

Ni bien empecé a leerlo ya sentía el profundo halo negro que orla sus poesías y textos, el gran Poe cantándole, al parecer, a su esposa; como él sólo sabe hacerlo traspasando el umbral de la vida hacia la muerte. Un gran abrazo.

Vivian dijo...

No sabes como me alegra que te haya gustado la entrada, Josep, me encantó tu manera de describir esas sensaciones que cuadro y poema transmiten formando un todo, y me alegra doblemente que te haya transmitido esa belleza que conforma el conjunto.

Muchas gracias por tus palabras, llenas de sensibilidad, que llegan al sentimiento...

Besos

Vivian dijo...

Me encanta tu manera de expresar sentimientos, CAS, en esta ocasión también es así, más aún cuando desde tu sensibilidad poética eres capaz de ver el poema desde ambas perspectivas, como lectora y como “creadora” de poemas.

Gracias a ti por el comentario, precioso, y que bueno que la entrada te hizo querer revisitar a Poe, me parece que siempre es una buena elección.

Besos

Vivian dijo...

Veo que, también en tu caso, Raúl, Radio Futura te descubrió el poema, y que todavía lo recuerdas, a pesar de los años pasados…

Vivian dijo...

Fascinante tu manera de describir ese halo que envuelve a cualquier obra de Poe, El Drac.

Es cierto, cuando lees una obra de Poe, sea poesía o relato, esas sensaciones se perciben desde los primeros instantes.

Un abrazo muy grande para ti.

Palmira Oliván dijo...

Hola Vivian, precioso y triste poema, conocía por la canción de Radio Futura, pero desconocía que era realmente de Poe, creía que únicamente estaba basado en él, pero no que fuese el poema tal cual.

Un beso.

Uno dijo...

Parece ser muy conocido. Hasta una canción de Radio Futura... Pues no sabía de este poema. Nunca es tarde.
Un abrazo

Manuel Márquez dijo...

Aquí uno más, compa Vivian, del "club Radio Futura" (o sea, uno más que conoció el texto literario a través de la adaptación que de él hizo Auserón); un tema, por cierto, magnífico, de los muchos y muy buenos que este grupo hizo en su momento. Y una demostración de que Poe era más, bastante más, que ese creador de atmósferas terroríficas e inquietantes a la que el descomunal éxito de sus narraciones de género siempre ha confinado; un autor siempre a descubrir...

Un fuerte abrazo y buen día.

babel dijo...

Poe es un mago de las palabras, y su poesía, menos conocida que sus relatos, maravillosa, transmite desde las primeras letras, siempre. Hay un cuento, en prosa poética, que en mi opinión es el culmen del relato poético. Se llama "Silencio", me encanta...

Saludos ;)

Vivian dijo...

Justamente es así, Palmira, precioso y triste, la belleza de la historia de amor, y la tristeza de la pérdida.

La verdad es que la canción es muy fiel al poema, y las pocas variaciones tienen que ver, en mi opinión, con cuadrar la letra con la música, esta traducción, como la canción de Radio Futura son bastante fieles al original.
Existen otras traducciones que se alejan un poco de ésta y de la canción, eso sí, la esencia se mantiene.

Me alegra que hayas descubierto la autoría de Poe gracias a esta entrada.

Un beso

Vivian dijo...

Nunca es tarde, si la dicha es buena, Uno ;)

Por lo que voy leyendo, Radio Futura ha hecho mucho por la popularidad del poema.

Un abrazo

Vivian dijo...

Se lo comentaba a Uno, Manuel, creo que Radio Futura hizo mucho por popularizar el poema.

Y sí, coincido contigo, a mí me encanta el Poe poeta, de hecho, alguno de sus más conocidos “relatos” son poemas, como “El Cuervo”.

Él mismo, en su momento, no se consideró un gran poeta, tal vez debido al gran éxito, merecidísimo, de sus relatos, a mí me parece un poeta fascinante, como tú comentas, un autor siempre a descubrir…

Un abrazo muy fuerte y buen día para ti también.

Vivian dijo...

Coincido contigo, babel, justo eso le comentaba a Manuel, que siendo más conocido por sus relatos que por sus poemas, su poesía es una verdadera maravilla, y algunos de sus conocidos y famosos “relatos”, como “El Cuervo”, en realidad son poemas, narrativa poética o prosa poética, como bien mencionas, de una calidad incuestionable.

No recuerdo en estos momentos el relato poético que comentas, pero me pongo a ello para leerlo en cuento me sea posible.

Saludos ;)

ethan dijo...

Tengo que reconocer que la poesía no es lo mío. Pero que curioso es este mundo "blogguero" acabo de ver un corto de los años 50 con James Mason como narrador del cuento de Poe "El corazón delator", buenísimo, en otro blog, y me asomo a tu ventana y estas con Poe...
Besos.

1600 Producciones dijo...

Exaltación maravillosa y desgarradora de eso que llamamos amor. Tremendo personaje, el nunca viejo Poe...



El tema también está versionado por Bunbury.


Saludo y beso.

Marcos Callau dijo...

Sí es un poema triste y legendario, único. Hay veces que las emociones se llegan a expresar tan perfectamente con las palabras que llegas a necesitar una emoción nueva para un nuevo verso. Un detallazo traerlo en inglés por parte de Elvira. Un abrazo.

Antígona dijo...

Sabía del poema, pero nunca había tenido ocasión de leerlo. Es precioso, sí, pero estremecedor.

Me resulta muy cercana la idea del castigo divino ante la felicidad humana que proyecta el poema para explicar la muerte de Annabel Lee. Cercana en la medida en que forma parte de los miedos que nos asaltan ante la posibilidad de la pérdida de aquello que más amamos. Como si, en los momentos en que más felices nos sentimos por causa de ese amor, por la tremenda fortuna de haberlo hallado, se nos impusiera la certeza de haber traspasado las cotas de felicidad que los dioses permiten a los mortales y, con ella, la inminencia y necesidad de la represalia divina para eliminar semejante desmesura. Quizá en eso consiste cierto sentimiento trágico de la vida: creer que lo más valioso nos está necesariamente negado y que únicamente será puesto a nuestro alcance para sernos pronto arrebatado.

Muy interesante tu blog. Un placer descubrirlo.

Un saludo.

Vivian dijo...

También yo vi el corto que comentas, Ethan, en el blog de David, buenísimo el corto.

Sí, este mundo Blogger está lleno de bonitas y agradables casualidades…

Besos

Vivian dijo...

“Exaltación maravillosa y desgarradora del amor” me parece una magnífica definición de la esencia del poema, 1600.

Coincido contigo, grande Poe, muy grande…

Desconocía que existía una versión de Bunbury, la buscaré.

Beso y saludo

Vivian dijo...

Que bonito eso que escribiste, Marcos, es precisamente lo que sentí la primera vez que leí el poema, una emoción nueva, y sí, todo un detalle por parte de Elvira.

Un abrazo

Vivian dijo...

Me encantó tu comentario, Antigona, unas magníficas reflexiones a propósito del poema en las que coincido, es aquello de “era tan feliz que me daba miedo…”, supongo que a todos nos ha pasado alguna vez, tanta felicidad asusta, como si la vida fuera a equilibrar la balanza, a cobrarnos peaje…

Me alegra muchísimo que hayas descubierto mi blog y te haya gustado, y me apena enormemente que haya sido justo ahora que tengo que dejarlo, de todas maneras, te enlazo para que los que pasen por aquí puedan acceder a tu maravilloso blog.

Un saludo

RICARDO MIÑANA dijo...

Precioso, un magnifico texto que me ha encantado, un placer leerte.

He leido que desconectas del blog,
a veces en la vida ocurren estas cosas cuando no tienes tiempo para mas, es bueno desconectar porque esto es un bonito hobby, nunca una obligacion, cuidate y cuando te apetezca escribir sabes que aqui te estaremos esperando.

que disfrutes el fin de semana.
un beso.

Gww dijo...

Hola Vivian¡ Precioso poema, sin duda. Poe une misterio y fascinanación por partes iguales. Y qué es eso de que dejas el blog. ¡Imposible! Aunque he descubierto este espacio no hace mucho, creo que lo echaré bastante de menos. Espero que sea sólo temporal.

Un abrazo.

Elvira dijo...

¡Que te vaya muy bien lo que sea que te tiene tan ocupada! Te echaremos de menos, pero ya sabes, aunque sea esporádicamente y sin continuidad, puedes asomarte por aquí o por nuestras casitas, que serás muy bien recibida.
Besos y suerte, Vivian!!!

Vivian dijo...

Hola Ricardo, que bueno leerte por aquí, me alegra que te haya gustado el texto.

La verdad es que me da mucha penita tener que dejar el blog, pero en estos momentos se me hace muy complicado encontrar el tiempo.

Muchas gracias por tus palabras, yo también espero reencontrarme con tu maravillosa poesía a la vuelta.

Espero que todo te vaya muy bien en mi ausencia.

Un beso

Vivian dijo...

Hola Gww!

Coincido contigo respecto a Poe, misterio y fascinación, así lo siento yo también.

También yo te voy a echar de menos, visitarte en tu “casa”, esas magníficas reseñas literarias que tantos libros me han descubierto…

Muchas gracias por tus palabras, es bonito saber que me echarás de menos en mi ausencia.

Un abrazo

Vivian dijo...

El trabajo, Elvira, el trabajo, es el que me “roba” el tiempo, pero, en los tiempos que corren no es motivo para quejarse, más bien al contrario, aunque he de reconocer que me gustaría que me dejara un poquito más de tiempo libre para dedicar a este blog y sobretodo a los vuestros, pero en estos momentos, no se puede…

En cuanto mis obligaciones me lo permitan espero volver por vuestras casas de nuevo.

Besos y muchas gracias por tus palabras.

NoSurrender dijo...

Tengo muchas cosas de Poe en casa, así que puedo disfrutarlo con toda libertad. Pero que esta página no continúe lo considero una pérdida.

besos, ánimos y mucha suerte con lo que tenga tan ocupada, Vivian.

Vivian dijo...

Sabes, NoSurrender, yo siempre he leído a Poe de prestado (y yo soy de las que devuelvo los libros jeje) pero espero que en algún momento forme parte de mi pequeña biblioteca, eso sí, mis Poe quiero que sean de segunda mano, cosas mías ;)

Me emocionaron tus palabras, muchas gracias, es bonito saber que te gustaba pasar por aquí y que dejar de hacerlo te supone una pérdida, a mí me apena enormemente esta falta de tiempo actual, no tanto por mi blog, como por mis visitas a blogs como el tuyo, desde que lo descubrí esperaba con impaciencia cada nueva entrada, y suponía para mí una alegría especial cada vez que iba descubriendo una nueva coincidencia contigo.

Muchos besos para ti, espero que a la vuelta siga encontrando las fascinantes entradas de tu blog, y como dicen por otras tierras, mientras tanto, espero que te vaya bonito…

Manuel Márquez dijo...

Como no habías habilitado comentarios, compa Vivian, en tu reseña de despedida, pensé que preferías que respetáramos en silencio tu decisión, sin más. Pero, visto que sí tienes aún abiertos los de esta anterior, quiero aprovecharla para enviarte mis mejores deseos de que estas apreturas actuales remitan pronto, y te permitan retomar, si bien te place, la actividad esta del bloguerío, para disfrute tuyo (escribiendo) y nuestro (leyéndote).

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Vivian dijo...

En realidad esa era la idea Manuel, no me gustan las despedidas, me ponen triste, y de veras me da pena tener que abandonar el blog, pero, más aún, no poder visitar los vuestros.
Aprovecho para decirte que siempre te he leído aunque no siempre tuviera el tiempo para escribir comentarios en las estupendas entradas que ibas publicando.

Ahora que espontáneamente habéis ido dejando comentarios en esta entrada, de corazón os lo agradezco, no sabes como me emociona leerlos, y saber que os gustaba pasar por aquí y que me vais a echar de menos.

Muchas gracias por tus palabras, yo también espero que todo te vaya bien en mi ausencia, y que sigas con tu estupendo blog para reencontrarme con él, y contigo, a la vuelta.

Un abrazo muy fuerte y, hasta pronto…

Myra dijo...

Vaya faena que me has hecho, Viv..
Me he puesto a mirar tu último vídeo, nuestra querida Sabrina, sonaba La Vie en Rose..y mientras pensaba en tu despedida. Agítese todo y,qué se obtiene? un nudo en la garganta..

Paisana, espero que tu vida también sea del color de la canción.Gracias por tantas palabras bonitas que me has dedicado siempre, aquí en tu casa y en la mía. Gracias por estar siempre.Me alegro de haber compartido contigo tantos momentos bonitos de risas, de alguna lágrima, de cine, de música, de coincidencias..

Un beso fuerte, Viv. Muchas suerte.

WILLIAMMUNNY dijo...

Vaya, hace dos días animándome a escribir en mi rincón y ahora cierras el tuyo.
Las razones en ambos casos, tienen un aspecto común, el tiempo. Si uno quiere algo y lo quiere bien tiene que dedicarle muchas atenciones, como en los matrimonios que funcionan, aquellos en los que de forma cotidiana compartes tus ratos para convertirlos en vuestros ratos.
Las atenciones cuestan tiempo, precio muy caro cuando no sobra o no se puede compatibilizar con otras tareas. Yo a duras penas lo entresaco de mi tiempo laboral (no se lo contéis a mi empresa), pero me sería absolutamente impensable sustraérselo a mi familia.
Este blog era mágico en verdad, como cuenta su título. Le sobraba si acaso el apellido porque no era el cine el que le daba su halo sino tu buen gusto, tu vitalidad y tu sensibilidad. La magia de Vivian hubiera sido bastante certero.
Dichosos aquellos que te disfrutan más allá de las pantallas, ellos ganarán con cada minuto que les dediques, aun más que todo lo que nosotros perdemos por la falta de tus letras.
Si alguna vez vuelves, busca la manera de hacérmelo saber. Leerte es un beso dulce cada mañana, escribirte era acariciar tu pelo y sentirme tu amigo.

Si un Capitán Trueno anduvo siempre cerca de ti, hay un conocido ladrón y asesino, un hombre notoriamente despiadado y de violento carácter, al que le encantará no andar muy lejos.
Muchos besos.

CAS dijo...

Espero verte pronto. No tengas dudas que te voy a extrañar.
un abrazo enorme como el océano Atlántico.

Vivian dijo...

El nudo en la garganta lo tengo yo ahora después de leer tu comentario, Myra.

Si hay una despedida que sabía me iba a costar es ésta, he reescrito este comentario 4 o 5 veces porque no encontraba las palabras.

Las gracias te las doy yo a ti, porque me “acogiste” en aquel chat cuando era una novatilla, porque continuaste en el foro y me seguiste hasta este blog, porque tus comentarios siempre me transmitieron el afecto y cariño que también yo te tengo, porque me alegró cada una de las casualidades que fui descubriendo, porque a pesar de mis desapariciones y reapariciones, siempre has estado ahí, porque eres una de las mejores personas que he conocido en este medio, llena de sensibilidad, y porque si digo que yo en esto de Internet he sido una suertuda con las personas que he conocido es porque me ha dado la oportunidad de conocer y compartir con personas como tú.

Si hay una persona que merece que su vida sea del color de la canción esa eres tú, espero que así sea, que todo te vaya genial en mi ausencia y que sonrías mucho.

Un beso muy fuete para ti.

P.D: Sabía que a ti, especialmente, te iba a gustar el video, una maravilla de video, como la película, como nuestra “Sabrina”…

Vivian dijo...

Y la casualidad quiso que dos personas a las que quiero, más allá del mero afecto, hayáis escrito una detrás de la otra, William.

Y después de la maravilla de comentario que me has regalado, ¿qué escribo yo?

El tiempo, el tiempo, que no nos alcanza…
En mi caso tiene que ver con el trabajo, en el mío no puedes entrar a Internet, sería pelín complicado y toda una temeridad, y ahora, por cuestiones que no vienen al caso, me está ocupando parte del “supuesto tiempo libre”.

Hay algo en lo que siempre me he identificado contigo, y es que siempre te he considerado una persona con unas ideas muy claras respecto a tus prioridades, y ahí estoy contigo al cien por cien, las personas que me rodean, que me quieren y a las que quiero, siempre tendrán prioridad, recortar el tiempo, de cualquier parte menos del tiempo que pueda dedicarles.

Sabes, tu comentario me hizo recordar cuando abrí el blog como mero “contenedor” de cosas que había escrito aquí y allí, y la sorpresa cuando descubrí el primer comentario que alguien (curiosamente que también cerró su blog hace un tiempo) había dejado, y luego llegó otra persona, y otra… Y esa es para mí la verdadera magia de este lugar, como fue llenándose de comentaristas, personas a cada cual más interesante, todas llenas de cosas que contar, y siempre desde el respeto y con cariño, en todo este tiempo no he tenido que borrar ni un solo comentario.
Sí, definitivamente, soy una suertuda, y parte de esa suerte es haberte conocido a ti.

El Capitán te caería bien, siempre lo pensé, eso sí, como buen culo de mal asiento hace tiempo que se marchó, que si lo mío es cambiar de Comunidad a él le dio por cambiar de país, pero, así como tú, nunca anda demasiado lejos a pesar de la distancia.

Por cierto, ya ves, andaba yo animándote a escribir y a la que le tocó “plegar”, como dicen por otras latitudes, es a mí, pero, como sigo en mis trece (a mí a cabezota no me gana nadie) te invité como co-autor de este blog, por si alguna vez te decides a escribir algo y quieres colgarlo.

Muchos besos y muchas gracias, por todo.

Vivian dijo...

Yo también te voy a extrañar CAS, no te quepa la menor duda, y espero poder seguir disfrutando de tu maravillosa poesía a la vuelta, esa con la que siempre consigues emocionarme, esa que transforma las palabras en sentimientos…

Muchas gracias por el comentario y por el maravilloso correo que me enviaste.

Un abrazo que consiga cruzar el Atlántico y llegue hasta ti.

Francisco Ortiz dijo...

Hasta pronto.

Gustavo Calderón dijo...

Vivian, como el halo que describe El Drac, así la noticia de tu Ausencia, sé que de todas maneras te darás el tiempo de ver si alguno que otro hemos venido a dejar la sombra, o el rastro. Me he dado cuenta que no sólo yo, y yo como tarde, hemos decidido dejar aquí, en esta entrada el deseo de tu pronto retorno.
Yo a Poe casi no lo he leído,(en su poesía, los relatos sí) apenas el cuervo y Annabel Lee ahora, pero lo que me ha llamado poderosamente la atención es el ritmo de los dos textos. Y a costa de pasar de equivocado, me parece que el vaiven que marca las dos poesías es la repetición que sentencia el poema mientras este va transcurriendo. Es como un martilleo, como sl Edgar hubiese querido hacer perder la pacienca a alguien, recordándole el objeto de la desaparición, de la pérdida de algo muy preciado. En este caso la figuna femenida por qúien de amor se sufre y el ser es atormentado, "nunca más" parece seguir diciéndonos desde el más allá.
Como no sé (sabemos) cuando has de volver, he decidido ponerte un poema aquí. Un poema que nació bajo unas circunstancias especiales y aunque al principio me costó encontrarle el sentido, (como casi siempre me pasa con lo que escribo) yo sabía que algo me querían decir esos versos, y pues ese sentido creo haberlo hallado. No ahora veo que es un poema escrito en planos, mi pequeño "Hiroshima". Un corto poético que ha encontrado su valor, a mi entender, en un plano cinematográfico. Este poema te lo dedico, con especial afecto y aprecio, por los momentos que pudimos compartir. Te dejo un beso.

ESQUINA
A Vivian.

En fila un pabellón comienza,
el tiempo entrando a la ligera.
Como aquí todo se ha perdido:
cruzar la calle por la zona,
las nueve de la noche llueve,
el viento barre los abrigos,
años abriendo las batallas.

En fila un pabellón de hormigas,
el tiempo entrando como quiera.
Como aquí todo ha comenzado:
cruzar la calle sin aceras,
las nueve de la noche vaga,
el viento barre las miradas,
años haciendo las batallas.

En fila hormiga que comienza,
ligero quiero como el tiempo:
perdido aquí o pretendiendo
cruzar la zona de la acera.
Las nueve vaga cuando llueve,
abrigos viento la mirada,
viviendo en guerra así muriendo.

Gustavo Calderón.

Vivian dijo...

Has pronto, Francisco, gracias por pasarte y dejar un comentario.

Vivian dijo...

Muchísimas gracias Gustavo, por el poema que me regalaste, y por el comentario.

También yo te echaré de menos, es curioso como se puede llegar a conocer a una persona a través de sus palabras, más concretamente a este respecto creo en la poesía, creo que los versos de un poeta nos dicen de él mucho más de lo que las palabras entrañan, son reflejos de su alma, de su manera de sentir, por eso estoy en la convicción de que en tu caso más que en otros, este medio me llevo a conocerte, y no sólo eso sino a apreciarte, a través de tu poesía, esa que siempre me ha fascinado, enigmática y profunda, y es por eso que especialmente en esta ocasión agradezco tu comentario, por ese regalo en forma de versos que me dejaste, no se me ocurre un regalo mejor, de corazón, muchas gracias.

Espero que sigas compartiendo tu poesía con los que visitamos tu blog, para poder reencontrarte a la vuelta, para reencontrarnos a mi vuelta.

Un beso muy fuerte para ti.

1600 Producciones dijo...

Entiendo perfectamente tus razones, estoy en una etapa similar, pero necesito resistir...

Y yo que también soy malo para las despedidas (también para terminar las historias) solo te dejo un beso enorme.
Tu espacio es, sin dudas, de los que se echarán de menos.

GRACIAS y MUCHA MUCHA SUERTE!!!!!!!

Mariano (la cara verdadera de 1600)

Vivian dijo...

Muchas gracias por tus palabras Mariano.

Tu blog es sin duda uno de esos lugares que merecen la pena y se agradece el esfuerzo por mantenerlo y seguir adelante, en especial porque es uno de esos lugares a los que me gustaría poder volver cuando el tiempo me permita retomar la andadura bloggeril, así que de nuevo, gracias, por tus palabras, por echarme de menos y por resistir, bien sé el esfuerzo que en ocasiones supone.

Un beso muy fuerte y mis mejores deseos para ti dentro y fuera de este medio.

María dijo...

Yo te extrañaba por eso he venido a ver qué te ocurría, espero que no se trate de nada malo, sino por falta de tiempo.

Aquí seguimos Vivian, esperando tu regreso.

Un beso.

Vivian dijo...

Muchas gracias por tus palabras María, es bonito saber que me echas en falta, y muchas gracias por tu preocupación.

Mi ausencia se debe a falta de tiempo, todo bien.

Yo también echo mucho de menos poder visitarte y leerte, no sabes cuanto, pero por ahora sigo con esa escasez de tiempo que me llevó a ausentarme, del blog y de mis visitas a los vuestros, eso sí, espero que sigas con el tuyo para poder leerte y disfrutar de tu estupendo blog a mi regreso, y a través de él saber de ti.

Un beso y de nuevo, gracias.

C.C.Buxter dijo...

Acabo de ver tu última entrada, y al no haber posibilidad de comentar he pensado que quizá no querías una retahíla de mensajes de despedida. Sin embargo, al ver que esos mismos mensajes en esta entrada, pues me he decidido a escribirte sin cargo de conciencia...

En fin Vivian, que te vaya todo bien, y si vuelves por aquí no dudes en avisar. ¡Un beso! :-)

David dijo...

Me ha llegado tu comentario... La verdad es que no sé por qué te ha dado error el mail (pero al menos he sabido por qué no veía lo de "comentarios" (ja,ja).
Otro abrazo para ti y que todo vaya bien hasta tu vuelta (y después de ella).

Vivian dijo...

En principio, la idea era tal como tú comentas, Buxter, por eso no dejé la opción de comentarios en la entrada, las despedidas me ponen triste, pero he de reconocer que cuando empecé a leer comentarios en esta entrada me emocionó y hasta me dio alegría, una alegría un poco extraña, mezcla de alegría y tristeza, que dejarais vuestros comentarios ante la noticia de mi pausa en esto del mundo bloggeril.

Muchísimas gracias por dejar tu comentario, por supuesto que te avisaré cuando vuelva, y sobretodo, espero que tú sigas ahí a mi regreso, será un placer reencontrarte.

Un beso y espero que también a ti te vaya todo bien en este tiempo.

Vivian dijo...

Gracias por tus palabras, David, aquí y allí, de verdad me dio penita que el ciberespacio me devolviera el correo, al menos gracias a esto de los blogs he podido ponerme en contacto contigo, para darte las gracias, y para aclararte que en esto de los comentarios la “culpable” era yo, jeje ;)

Mis mejores deseos para ti también y un abrazo muy fuerte.

P.D: Y a seguir en la brecha bloggeril, que espero encontrarte a mi vuelta :)