Edgar Degas

 

Blue Dancers, c.1899

“El eterno femenino nos impulsa hacia arriba.”
Johann Wolfgang von Goethe


“El eterno femenino" de Goethe ha sido interpretado como la idea de belleza que está en todas las mujeres, como lo verdaderamente femenil, el principio del amor y de la gracia en su más cumplida integridad, puente y guía hacia lo Divino, como la esencial e irrenunciable feminidad”

Siempre he relacionado la figura de las bailarinas con “el eterno femenino” de Goethe, representación de la feminidad en su sentido poético, y creo que Degas ha sido el que mejor ha captado esa idea.

Y fuera de interpretaciones poético-filosóficas, los cuadros de Degas dedicados al ballet transmiten, pincelada a pincelada, la sutileza y sensibilidad que el ballet representa, a través de sus bailarinas al pastel.

En este cuadro aparece la dirección desde la que podéis acceder a la obra de Degas, os recomiendo la página, un lujazo para los amantes de este pintor.

The Star, c.1878

20 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Qué gran entrada y qué maravillosas imágenes. Es que el cine y la pintura tienen mucho en común...

Vivian dijo...

Pues sí Dana, el cine y la pintura tienen mucho en común, afortunadamente para los que, como a nosotros, nos gustan ambos…

Como me alegra que te haya gustado esta entrada y que coincidamos en gustos con Degas…

Gracias por tus palabras

Myra dijo...

Se me pasó esta entrada!. Me pasa con la pintura lo mismo que con la ópera. No soy gran entendida pero sé apreciar un buen cuadro. Me emociona. Degas me encanta.Pasa con su pintuta como, por ejemplo con Lotrec. Ves un cuadro y enseguida sabes, sin ver la firma, que es suyo. Hace poco estuve en Roma y en la Plaza Navona, un pintor de estos que hay en la calle, tenía una copia de una de las bailarinas de Degas. Son inconfundibles. Flotan, parece que tengan vida propia. Tan delicadas, y esos colores pastel tan suyos.
Una entrada con clase, la misma que tenía Degas.

Besos sutiles.

Vivian dijo...

A mí me pasa lo mismo Myra, no soy entendida, no tengo los conocimientos sobre todas esas cosas que hace falta saber para serlo, ni en pintura ni en Opera, pero sé cuando una obra me emociona, cuando me transmite sensaciones, y con Degas me pasa, sus cuadros te transportan a esas clases de baile y a esos teatros, al punto que pareciera que si miras fijamente las puedes ver bailar…

Es cierto eso que comentas, cuando ves un cuadro de Degas, no te hace falta mirar la firma, la delicadeza, la sutileza, la elegancia, nos lo dicen sin necesidad de mirarla.

De verdad me alegra coincidir de nuevo en gustos, y que te haya gustado la entrada, aunque ya tenía mis sospechas de que en este pintor podíamos coincidir, por esa clase de la que hablas, la suya, y la tuya, gracias por tus palabras.

Besos sutiles para ti

Josep dijo...

Me uno a los elogios de quienes me preceden.

Lo cierto es que si en cualquier momento alguien me preguntara o sugiriera una imagen de ballet, seguro que en mis ojos cerrados la tenue luz de Degas alumbraría mi imaginación, recreando esa magia delicada, esos azules increíbles.

Además, siempre que veo una de esas imágenes, me parece oir música...

Saludos.

Elvira dijo...

¡Qué entrada tan bella y femenina! Aunque lo conozco de toda la vida, claro, me apetece profundizar más en este pintor. Algún día lo haré y le dedicaré una entrada.

Parece que en el 2010 tendremos una exposición de Degas en el Museo Picasso de Barcelona, me apetece muchísimo.

Un beso, Vivian

Raúl dijo...

No sé si esta reflexión casera que hago movía también las motivaciones de Degas, pero lo cierto es que la belleza, es el camino más directo para alcanzar la cuestión divina.

Vivian dijo...

Me alegra que te transmita belleza y feminidad Elvira, ese era mi propósito.
En estos tiempos que corren, parece que “lo femenino” no está de moda, que para ser una “mujer moderna” tienes que renunciar a esa parte de la feminidad sobre la que Goethe escribía y que tan bien reflejó Degas. No podría estar más en desacuerdo con estas ideas actuales.
Quedo a la espera de la entrada que le dediques en tu blog y, que suerte poder disfrutar de una exposición de sus cuadros, una gozada verlos “en directo”.

Un beso para ti


Pues tu reflexión casera, Raúl, coincide con las reflexiones de Goethe, ahí es nada, y a mí me da que Degas también coincidía en esta idea…

;)

Vivian dijo...

Muchas gracias por tu adhesión a los elogios, Josep.

Me siguen sorprendiendo esas pequeñas grandes coincidencias con personas a las que trato en este medio pero de las que desconozco casi todo, tu comentario podría llevar mi firma en todas y cada una de tus palabras, desde la evocación de Degas referente al ballet a esos azules que me enamoraron desde el primer instante, y la música, esa música que parece escucharse mientras ellas bailan…

Que bueno ir descubriendo en ti esas coincidencias que siempre me provocan una alegría interna especial…

Saludos

Juan Carlos dijo...

Belleza natural y única de la mujer. Me gusta tu blog, te enlazo.

Saludos

Juan Carlos.

Vivian dijo...

"Belleza natural y única", una belleza que está en todas las mujeres por el hecho de serlo, así lo describía Goethe...

Me alegra que te guste mi blog, Juan Carlos.

Saludos y bienvenido.

Kinezoe dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre Goethe y Degas. Me encantan esas bailarinas con los hombros desnudos :-)

Un abrazo.

Vivian dijo...

A mí es que, esa frase de Goethe, siempre me pareció que los unía, ya sabes que yo soy muy de relacionar cosas, pero en esta ocasión creo que la relación surge espontáneamente.

Lo de los hombros de las bailarinas es un detalle en el que no me había fijado como tal, y mira que he visto veces sus cuadros…

Un abrazo

Humanoide dijo...

uno de mis artistas favoritos.

Recomiendo la lectura de Valery:

Degas, danza, dibujo.

Saludos.

Vivian dijo...

También lo es para mí, Humanoide.

No leí nada de Valery, pero con ese título es una lectura que me interesa, gracias por la recomendación.
Hay por ahí otro título que me llamó la atención “El alma y la danza”, intentaré hacer hueco, que se me acumulan las buenas recomendaciones ;)

Saludos y bienvenido

Ana dijo...

Que bello! que femenino! Me encantó, buen post!

Vivian dijo...

Muchas gracias, Ana, en cuanto pueda me paso por tu blog.

:)

Ana dijo...

Gracias Vivian por darte una vuelta por el blog!!!!!!
Me encanta el tuyo y mucho, como puedo hacer para seguirlo???
Un beso!!!
Ana

Vivian dijo...

Gracias a ti también por pasarte por aquí, Ana, a mí tu blog me encantó, me alegra haberlo descubierto.

Para seguir mi blog, tienes varias opciones:

Si bajas hasta el final del blog, después de la última entrada aparece “suscribirse a entradas Atom”, si haces click ahí, puedes suscribirte.
Otra opción es, desde tu cuenta blogger, añadir la dirección de este blog a “blogs que sigo”, y cada vez que accedas a tu cuenta te aparecerá la última entrada publicada en mi blog.
Por último, no reuerdo si tienes blogroll en el tuyo, pero si lo tienes, con enlazar mi blog en la lista ya puedes ir viendo cada vez que lo actualizo si los ordenas por entradas recientes.

Espero haberte sido de ayuda y, encantada de tenerte por aquí.

Un beso

David C. dijo...

esa frase de Goethe me parece potente y dueña de una gran verdad. Las mujeres realmente impulsan el mundo, sobre todo las madres.