JENNIE (Portrait of Jennie, William Dieterle, 1948)

 


Desde el principio, el hombre ha mirado hacia el infinito y se ha hecho las eternas preguntas, qué es el tiempo, qué es el espacio, qué es la vida, qué es la muerte.
Quién sabe si morir no será vivir y aquello que los mortales llamamos vida no es más que la muerte…
La leyenda del retrato de Jennie está basada en los dos ingredientes que forman el destino, verdad y esperanza.
El retrato se encuentra en el museo metropolitano de Nueva York, y existió una chica llamada Jennie que posó para él. Gran parte es verdad, sobre el resto, los científicos afirman que nada muere, sino sólo cambia, que el mismo tiempo no pasa sino gira a nuestro alrededor…
Esta historia surgió de las sombras del conocimiento y de un cuadro colgado en la pared de un museo, su verdad no se encuentra en esta pantalla, sino en tu corazón…


Y si fuera posible… Y si hubiera recorrido la distancia a través del tiempo para estar junto a él… Y si el tiempo no fuera más que distancia para dos almas enamoradas, destinadas a encontrarse…

Tres vueltas y un deseo. Crecer, crecer para estar junto a él…
“Espere a que me haga mayor para que podamos estar siempre juntos..." Un deseo.
“De donde vengo nadie lo sabe. A donde voy todas las cosas van...” Una canción.

El invierno… El invierno en el alma del artista… El peor de los inviernos, la indiferencia del mundo… La perfección en el arte… El arte sin alma…
La primavera en su invierno, la inspiración, la musa… Su realidad más allá de la realidad, más allá del tiempo y el espacio… El arte con alma… El amor… Jennie…
Una película donde lo imposible es posible…. Donde el amor trasciende la realidad, creando su propia realidad… Lienzo real creado con pinceladas de irrealidad, tal vez las más reales de todas… Pinceladas de amor sobre el lienzo de la sensibilidad artística… La verdad del corazón…

Jennie es una películas mágica, al punto que consigue que olvidemos que la historia que se cuenta es imposible y sigamos ese amor con la esperanza de que acaben encontrándose en el tiempo y el espacio…

Jennie es también una reflexión sobre la creación artística y ese gran dilema, la perfección en el arte o el arte con alma, y ahí es donde el amor y el arte se funden, porque ese vacío del arte sin sentimiento es llenado por la inspiración que surge del amor.

El próximo martes 20 de Octubre podéis disfrutar de “Jennie” en pantalla grande los que vivís en Madrid, en la Filmoteca (17.30 h.), Cine Doré.
Gracias Javier

22 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Una maravillosa obra de arte. Película que no tiene parangón tan maravillosa y mágica que no es comparable a nada. Maravillosa Jennifer Jones, maravillosa Ethel Barrymore y genial, como siempre, Joseph Cotten. Pero, sin lugar a dudas nunca se ha filmado Nueva York de esa forma. Matrícula de honor para William Dieterle. Tendremos que brindar por la casualidad pues mi última entrada en el blog también está dedicada a ésta película. Es muy curioso que tus dos últimas películas comentadas sean dos de mis favoritas "Portrait of Jennie" y "Laura". En cierto modo, las comparo. Muy buen blog, te enlazo en el mío.

Vivian dijo...

Curiosa casualidad Dana, sobre “Laura”, ya conocía nuestra coincidencia en gustos, pero desconocía que “Jennie” formaba parte de nuestros lugares comunes, y leyendo tu comentario veo que te gusta tanto como a mí, me alegró descubrir la coincidencia y me alegra tener a alguien con tu sensibilidad por aquí.
Gracias por enlazarme en tu blog.

Kinezoe dijo...

"Jennie" es una de esas pequeñas joyas que hacen del Cine todo un Arte (del cine clásico en particular; el de hoy en día tiene menos de arte).

Dotada de una atmósfera onírica, casi atemporal y tremendamente romántica es imposible no caer rendido ante sus encantos. A mi me enamoró y, por lo que leo, creo que a ti también Vivian.

No sé si será por falta de sensibilidad, talento o porque preferimos ir a lo seguro (a lo que deja dinero), pero la cuestión es que ya no se hacen obras así. Lástima...

Abrazos.

Vivian dijo...

Es justo eso Kine, es una película que con ese aire onírico consigue trasladarte a su mundo, una película que enamora, y creo que la clave está en que la historia está contada desde esa otra palabra que mencionas “sensibilidad”, algo que en el cine actual parece no estar de moda en líneas generales, una pena, porque hay tantas historias que nos hubieran enamorado si las hubieran contado de otra manera…

Abrazos

Antonio Callau Pérez dijo...

Una maravillosa y mágica obra maestra la de "Jennie". Para mí es muy especial ya que se mezclan mis dos aficiones favoritas: el cine y la pintura. Genial.

Myra dijo...

Hace muchos años que no he vuelto a ver esta película. Dices que es una película que enamora, a´mí me ha enamorado tu comentario sobre ella. Me han entrado unas ganasd enormes de volver a verla.Y cuando a mí me entran las prisas lo quiero todo para ayer.

Más besos

Vivian dijo...

Me gustó conocer tu opinión Antonio, sabiendo que para ti la temática es especial, y me alegra saber que también a ti te gusta la película tanto como a mí, y sobretodo, me alegra leerte por aquí, bienvenido.

Un beso


Espero que vuelvas a verla y la disfrutes tanto como yo Myra, y que te enamore, como mi comentario…
Hay películas que merecen el tiempo que se invierte en verlas, esta es una de ellas, después de verla te queda esa sensación mágica de que todo es posible.
Aysss, como me gusta que te gusten mis comentarios, y que te lleven a querer volver a ver películas como ésta, mágicas.

Más besos para ti.

atikus dijo...

Puff, a mi esta peli me fascina, me encanta, ya lo sabes, y verla en la gran pantalla es un lujo, esos lienzos que expone el director a modo de fotogramas verlos expuestos en metros y metros de tela en una sala a oscuras en todo un placer, si puedo me paso a verla de nuevo.

Gracias por la info!

besitos

Vivian dijo...

Pues sí atikus, una película fascinante, debe ser una gozada poder disfrutarla en pantalla grande, me encantó como lo describes. Seguramente yo no pueda ir a verla, el tiempo, el tiempo, cachis, pero cuando lo comentó Javier pensé que era una información que debía estar en la entrada, para los que tengáis la oportunidad de poder pasaros por el cine el martes.
Espero que sí es tu caso la disfrutes tanto como lo haría yo, auque sabiendo lo que te gusta creo que será así.

Besos

fandestéphane dijo...

Vivian, te leo y me entran ganas de verla, cuando salga de aquí intentaré bajarla y ya te/os contaré.
Por cierto, has nombrado el cine Doré de Madrid, ¿sabes como se llamaba el cine de barrio (le decíamos la barraca) en donde ví la primera película de Stéphane? Pues eso mismo, Doré. Que recuerdos de juventud!! Hace unos veinticinco años más o menos lo tiraron para construir pisos. Nunca podré olvidar el nombre Doré y Le Boucher de mi pensamiento, Alli me enamoré de Audran.
Joder, ya me he vuelto loco otra vez...

Besos

Vivian dijo...

Permíteme un consejo, fan, cuando la veas, intenta estar a oscuras, es la mejor manera de ver una película como ésta.

La historia del Doré de Madrid es una historia de película, con caída y resurgimiento, también estuvo en riesgo de acabar como bloque de pisos.

Los cines, cuantos recuerdos nos traen, verdad, no sólo de las películas que vimos, sino de los momentos que vivimos… Ahora con tanto multicine de centro comercial se está perdiendo esa magia que formaba parte del ritual de ir a ver una película, afortunadamente alguno queda…

Me encanta que te vuelvas loco ;)

Besos

Raúl dijo...

Le dediqué uno de mis primeros relatos. Una obra imperecedera que me marcó desde el mismo instante en que la vi en el programa de Garci. De hecho, cuando decidí enfrentarme al reto de escribir a partir de ella, rebusqué y encontré las notas que le dedique aquella misma noche de hace tantos años. Eran notas de fascinación que comenzaban diciendo: "Esta noche he visto algo grande...".
Buen fin de semana, querida.

Vivian dijo...

Es curioso Raúl, Jennie se convierte en fuente de inspiración de un pintor y en ti, la película, se convirtió en fuente de inspiración de un escritor, la inspiración desde la inspiración, fascinante…

He intentado leer el relato en tu blog, pero sólo me sale en la entrada el fotograma que colgaste y la primera frase, igual soy yo, que hago algo mal, pero me encantaría poder leerlo.

Buen fin de semana para ti también y, bienvenido, me encanta tenerte por aquí.

fandestéphane dijo...

Esta tarde, después de comer, la veré.
Y a oscuras, como me aconsejas.

Un besito

Angelus dijo...

¡Vaya!, la primera vez que entro en este blog (vía Licantropunk) y me topo con que la última entrada está dedicada a una de mis pelis favoritas. Nunca la he visto en pantalla grande, ni de momento podré hacerlo. Sólo tiene un pero el film: la protagonista, pero es que ese la mujer de D.O.Selznick es mucho.
Saludos.

Vivian dijo...

Espero tu opinión fan.
Un besito

Es curioso lo que comentas, Angelus, Jennifer Jones es de esas actrices que despierta filias y fobias por partes iguales, a mí sí me gusta, y en esta película me gusta especialmente, aunque he de reconocer que alguna vez he pensado en como hubiera quedado la película si el papel de Jennie lo hubiera interpretado Gene Tierney.
Saludos y bienvenido.

fandestéphane dijo...

Hostia Vivian, me parece que se habrá perdido el comentario que te mandé sobre la peli.
Creo que era antes de las ocho que te lo envié.
Jo, como no aparezca me cabreo, con lo que me costó aguantar la peli...

Besitos

Vivian dijo...

Pues se debe haber perdido fan, porque no me salió para moderar, nu sé, cosas de la informática, que a veces pienso que está creada para ponernos de los nervios, aunque también hace posible que personas que no hubiéramos tenido oportunidad de otra manera, compartamos gustos e intercambiemos opiniones ;)

De todas maneras con este comentario ya me hago una idea, “con lo que me costó aguantar la peli…”

Besitos, y no se me enfade, ni por la pérdida del comentario, ni por la película, mantengo la esperanza, algún día te recomendaré una que te gustará tanto como a mí ;)

fandestéphane dijo...

Pues te decía más o menos que la película no está mal, que tiene buena dirección y que está ambientada en un Nueva York solitario y de color difuminado, y que por eso me recomendarías verla a oscuras. Y lo hice, y casi me duermo. Sobretodo cuando salía la Jennifer Jones, que en ningún momento llegó a enamorarme, y cuando más bien estaba es cuando estaba quietecita en el cuadro. Ahí si me gustaba.
También te decía que Joseph Cotten, está muy bien en su papel de hombre triste pero humano.
La Ethel Barrymore y su ayudante, consiguieron que no me durmiera, y las escenas de amor, son muy empalagosas y no me llenan.
La narración de la frase célebre de Eurípide es de lo mejor de la película, y la música también.
"Quién sabe si morir no será vivir
y aquello que los mortales llamamos vida,
no es más que la muerte."

Más o menos te venía a decir esto, lástima que no hiciera bien el envío y se esfumara, pues me había quedado bastante bien, y esta me ha salido un churro.
También te decía que me sigas recomendando pelis, jajaja, que algún día me gustará alguna, digo yo, y que cierro los ojos y doy tres vueltas para que así sea.

Un beso desde el faro, vigilándote... jajaja

Pd. Si se pierde otra vez me tiro del trapecio

Vivian dijo...

Esta vez no se ha perdido el comentario, fan, y para nada me parece un churro, me parece que explicas muy bien tus impresiones sobre la película.
Veo que coincides con Angelus en opinión sobre Jennifer Jones, al respecto yo ya comenté la mía.
A mí la frase también me gusta, y la música.

Seguiré recomendándote pelis, en una de estas se cumple nuestros deseo, y coincidimos ;)

Besos

Yuri Zhivago dijo...

Gracias Vivian acabo de verla,y me pregunto que estamos perdiendo para que ya no se hagan películas como esta.
Mágica,precioso guión,y un gran Joseph Cotten,ha sido un placer de casi hora y media.
Aunque Jennifer Jones no acaba de convencerme.
Un abrazo.

Vivian dijo...

Gracias a ti Yuri, por compartir tus impresiones sobre la película.
Yo también me he hecho la misma pregunta que tú después de ver películas como ésta, las comparo con la mayoría de las películas actuales y parece que en algún momento la magia del cine se perdió y los directores actuales no son capaces de recuperarla…

Veo que a ti Jennifer Jones tampoco te termina de convencer ;)

Un abrazo muy fuerte para ti.