EMPIEZA EL ESPECTACULO ( All That Jazz, Bob Fosse, 1979 )

 


Toc, sangre recorriendo arterias, bombea, sístole... Toc, venas, regreso al corazón, diástole...
Toc toc; toc toc... Sigue latiendo... Sístole, diástole...

Ducha, cigarrillo, colirio, pastillas, Vivaldi, toc toc, bombea, late....
Y... cinco, seis, siete y ocho... pasos, giros, vueltas, baile.... Cada movimiento un latido, sístole, diástole...
Secuencias, escenas, proyecta, vuelve a pasarla, montaje, inspira, espira, respira, toc toc, todavía late...


Amantes, esposa, hija... Mujeres... Bombea, late...

Música, viaje, anatomía perfecta, desnudez, sensualidad, sexualidad, baile...

De blanco, seductora, le ronda, él lo sabe. La observa, la mira, la enamora. Toc toc, sístole, diástole...

No hay toc.
Camilla, goteros, electros, cables, alcohol, mujeres, juerga...
Globos despedazando su trabajo, crítica, destrucción, corazón que no late...

Despedida y cierre.
Despedida en clave de baile.

"Bye, bye life"

Cremallera cerrándose.

"There's No Business Like Show Business"


Dicen los críticos que esta película es una especie de "autobiografía" de Bob Fosse.
Para mí es mucho más, es una declaración de intenciones sobre una forma de vivir, una manera de entender la vida, que no iba a cambiar, ni por su maltrecho corazón.
Una forma de explicar muchas cosas, sobre su profesión, sobre el entramado de zancadillas y obstáculos que se deben superar para conseguir montar la obra que uno quiere, no la que le imponen. Una declaración de amor, al baile, y, paradójicamente, a la vida.
Y una manera de explicar a las mujeres de su vida, amantes, esposa, y en especial, a su hija, que verdaderamente las quiso, aunque, como diría Sinatra, las quiso a su manera...
Porque los genios suelen ser así, con su propia manera de entender la vida, y la muerte. Porque a veces, una profesión no es un trabajo, es lo que eres, forma parte de ti, y cada paso de baile es como ese toc toc del corazón que te mantiene vivo...

"All That Jazz" no sólo supuso una reinvención y revitalización de los musicales en su momento, sino que me parece un Musical Cinco Estrellas, y más allá de su género, una genialidad como película. Con un número final, que es la hos...
Sólo alguien como Fosse podía convertir en una fiesta su propia muerte.

Por cierto, palito que le pega Bob Fosse en la película a Dustin Hoffman.


Algunos le recordarán por "French Connection", los más por "Tiburón", otros por "Marathon Man", pero para mí, Roy Scheider será siempre Bob Fosse en "All That Jazz".


Mi parte preferida, a partir del minuto 6:20.

27 comentarios:

Angelus dijo...

No es de mis musicales preferidos, pero coincido contigo en que el gran papel de Roy Scheider está en esta película. El número final que has colgado es extraordinario y se me quedó marcado cuando la vi por primera vez. Sin embargo, la película en su conjunto tiene un ambiente extraño que me distancia (por lo menos, eso es lo que recuerdo, quizá necesitaría una revisión).
Saludos.

Vivian dijo...

Yo soy una enamorada de los musicales, Angelus, clásicos y modernos, y de los modernos, este se encuentra entre mis favoritos.
Una de las grandes ventajas de este musical es que, si no es un género que te guste especialmente, puedes ver la película saltándote los números musicales y no pierdes a penas el hilo ni la esencia de lo que cuenta, claro, que, para mí, como podrás comprender, los números encierran la esencia misma, parece contradictorio, pero si tienes ocasión de volver a verla, creo que entenderás lo que digo.
Es cierto que el ambiente de la película es extraño, pero creo que es imprescindible para entender el mundo del espectáculo, y la vida, vistos a través de los ojos de Fosse.

Que te voy a decir yo del número final, dan ganas de levantarse y aplaudir ;)

Saludos

NoSurrender dijo...

También es mi musical favorito. Es la historia de una pasión, de la elección lúcida de un hombre sobre qué debe ser su vida. O mejor dicho, sobre la necesidad de dar un sentido a la vida en torno a una obsesión, sobre el valiente proceso de deshacerse de tantas preguntas para quedarse con una sola respuesta.

Tienes un blog muy interesante. Me alegro mucho de haberlo encontrado.

Vivian dijo...

Me alegra coincidir en gustos contigo en esta película, NoSurrender.
Magnífico tu comentario, un estupendo análisis, conciso y preciso, “deshacerse de tantas preguntas para quedarse con una sola respuesta”, me gustó especialmente esta frase.

Bienvenido, encantada de tenerte por aquí, también fue para mí una alegría encontrar tu blog, todo un descubrimiento.

Saludos

Myra dijo...

Ya sabes Viv lo que me gustan los musicales y este que comentas hoy no podía ser menos. Me maravilla la capacidad de algunos actores para transformase y hacernos olvidar su papel en otras películas. Roy Scheider me sorprendió por esto mismo que comento. Nunca lo hubiera imaginado interpretando este papel y para mí que lo borda. Lo mismo me ocurrió con Meryl Streep en Mama Mía!.

Me ha encantado tu comentario.

Un beso

Vivian dijo...

Sabía que los musicales te gustan tanto como a mí, Myra, pero desconocía que este también se encontraba entre tus preferencias, normalmente cuando hemos tocado el tema casi siempre fue sobre musicales clásicos. Que bueno descubrir que siguen aumentando nuestras coincidencias en gustos, y que bueno que te haya gustado mi comentario. Y, totalmente de acuerdo contigo, Scheider lo borda.

Respecto a "Mamma Mia", ya sabes que a mí la Streep, me gustó, pero en algunos momentos de la película no me terminó de convencer, de todas maneras, es un musical de esos que hace que salgas del cine con una sonrisa, toda una inyección de energía positiva.

Besos, muchos

ethan dijo...

Ya sabes que me encanta esta peli, y todas las que has colgado del blog. Si no comento más amenudo es porque ya hemos hablado de ellas anteriormente, pero que sepas que te sigo con atención.
Besos.

Kinezoe dijo...

Gran película, no es mi musical favorito, pero sin duda se trata de una gran película. Roy Scheider hizo un papel muy bueno, aunque me gustaría recordar también a Jessica Lange, una actriz de la que siempre estuve enamorado... hasta que hace poco se acabó desfigurando la cara con esa moda de inyectarse sustancias raras e inflarse los pómulos.... Con lo bien que estaba envejeciendo esta mujer. En fin, ella sabrá...

Gran post. Un abrazo, Vivian.

Vivian dijo...

Yo también te sigo con atención, ethan, y sé que las películas que por aquí comento se encuentran entre tus gustos cinéfilos.
Besos

De lo que se entera una Kine, así que enamorado de la Lange…
No se encuentra entre mis actrices favoritas, pero hay que reconocer que la mujer era muy guapa. Aunque yo soy más de George Clooney, “ese hombre perfecto” jajajaja…
Un abrazo

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Vaya, parecía que estaba viéndola de nuevo. Esta película siempre me ha gustado verla. Hay carne, sueños, pasión, dolor. Es el baile de la vida. Y estoy totalmente de acuerdo en que el papel de Tiburón no es comparable al de All That Jazz.
(Escribes con pasión: eso siempre contagia y entusiasma).
Saludos.

dexter dijo...

Pues ya te estás desenamorando de George, guapa, que se nos casa dicen. Ayss, qué disgusto llevo encima. En fin, dicen que los musicales son una especie de celebración de la vida. Pues bien, si esto es cierto, este musical es doblemente grande porque es un triunfo de la vida sobre la propia muerte.

Besitos (a pesar del disgusto)

Vivian dijo...

Pasión es posiblemente la palabra que mejor define esta película, José Angel, y me alegra haber sido capaz de transmitirla con esta entrada.
Encantada de leerte por aquí, bienvenido.
Saludos


Totalmente de acuerdo contigo dexter, un triunfo de la vida, que no es lo mismo vivir que simplemente sobrevivir.
De verdad crees que una nimiedad como casarse puede afectar en algo mis sentimientos por mi George, enga, amos, además, eso de que se case, hasta que no lo vea no lo creeré, que éste tiene el mismo poco apego por el matrimonio que yo, jeje ;)
Besazos, para que se te pase el disgusto.

fandestéphane dijo...

A mi me gustan también los musicales, pero de los de hace menos de treinta años no conozco ninguno y apenas he visto nada. Me gustan los antiguos, en blanco y negro, y muchas veces solo veo la parte musical y me salto los dialogos.
Este concretamente del vídeo no lo conocía, y no me mola mucho, pero me lo he tragado entero, y lo que más me ha gustado a sido el abrazo y cuando ella le saca la lengua. De la música ya ni me acuerdo.

Un beso, Vivian.

Vivian dijo...

Como he comentado, a mí los clásicos en blanco y negro también me gustan fan. Es curioso eso que comentas de que te saltas los diálogos, cuando era pequeña y veía las pelis de Fred y Ginger, me encantaban los números de baile, y me daba rabia que se pusieran a hablar entremedias ;)
A mí me gustan clásicos y modernos, en color y en blanco y negro, de hecho, el musical que más veces he visto, del que me sé diálogos y canciones, incluso tengo el cd de la banda sonora es “My Fair Lady”.
Y otra cosa que me ha llamado la atención es que te hayas fijado justo en el abrazo y cuando le saca la lengua, es una de las partes que más me emociona.
Por último, por lo que conozco de tus gustos hasta el momento, creo que este musical no te gustaría, ese ambiente “extraño” del que hablaba Angelus hace que no a todos les termine de convencer.

Un beso muy fuerte para ti.

Uno dijo...

Me encantan los musicales. Este no es mi favorito aunque tiene números de auténtica locura. Me gusta mucho Fosse como coreógrafo y esto está lleno de eso. Fosse fué el mas grande antes de que llegara Lloyd Weber a joderlo todo.
Por cierto, era guapete. Se le puede ver de jóven bailando en Kiss me Kate.
Me encanta esta entrada.

Vivian dijo...

Yo adoro a Fosse, Uno, como coreógrafo y como director.
Veo que no eres precisamente fan de Lloyd Weber, a mí no me parece tan nefasto, “Cats” tiene su aquel, una penita que tengo es no haber podido ver la obra cuando estuve en Inglaterra.

Estoy de acuerdo contigo en que era guapete, aunque, al final de su vida, los excesos le pasaron factura no sólo en su salud, sino también en su aspecto físico.

No he visto "Kiss me Kate”, y no entiendo que nadie me hubiera hablado de esta peli antes, buscando por Internet información sobre ella me han entrado unas ganas locas de verla, y si encima puedo ver la escena que comentas con Fosse, ahora mismo me pongo manos a la obra para conseguirla, gracias por traerla aquí y descubrírmela.

Una alegría que te haya gustado la entrada.

Un beso

Myra dijo...

Aquí estoy como fien defensora de Lloyd Weber con tu permiso, Viv. Me gustan muchos de los musicales que ha compuesto este señor. Si he de elegir uno, me quedo con El Fantasma de la ópera. Para mí uno de los musicales más maravillosos. Precisamente en este musical aparece una canción de "Kiss me Kate", So in love.
Viv, te pongo el enlace y cuando la escuches, me dices....

http://www.youtube.com/watch?v=CxTrjScVw1c

Un beso.

Myra dijo...

Viv, te pongo otro enlace de la misma canción que aún me gusta más.Además aquí salen escenas de El Fantasma de la ópera.

http://www.youtube.com/watch?v=NrsvcqTg2ig

Raúl dijo...

¿A Chorus line, o All that Jazz? ¿Cuál prefieres?...

Pd.- Hubiera jurado que ayer te dejé este mismo comentario.

Vivian dijo...

Me daba a mí que a ti Lloyd Weber sí te iba a gustar Myra. Por supuesto que puedes defender aquí tus gustos siempre que quieras :)

No vi el “El Fantasma de la Opera” y mira que me la han recomendado veces, entre otras personas tú, y tus recomendaciones suelen dar en el clavo respecto a mis gustos.
De los videos que colgaste, me gusta más el segundo, la canción es preciosa, y las imágenes invitan a ver la peli, gracias por los enlaces.

Muchos besos para ti.

Vivian dijo...

Tengo debilidad por “All That Jazz” y por Fosse, Raúl, aunque “A Chorus Line” también me gusta, pero son distintas perspectivas. “All That Jazz” es la pasión por el baile, la vida en clave de baile. “A Chorus Line” es más el esfuerzo y el sacrificio, los números tienen la espectacularidad de los números con muchos bailarines, pero en “All That Jazz” tienen la fuerza de la pasión.

No sé que pasa con los comentarios, a fan también le paso hace poco, dejó un comentario y después no me apareció para moderar.

Lluís Salvador dijo...

Gran comentario sobre uno de mis musicales preferidos de mi cineasta musical favorito.
También tengo que decir que es todo un descubrimiento tu blog.
Un saludo!

Vivian dijo...

Me alegra coincidir contigo en gustos en esta película Lluís, una película inmensa de un director y coreógrafo extraordinario.
Por cierto, me encantó tu respuesta a mi comentario en tu blog.

Bienvenido, encantada de tenerte por aquí y de leerte en tu magnífico blog.

Un saludo

Josep dijo...

Heme aquí en visita de cortesía en devolución de la tuya y reconozco quedar asombrado.

Volveré con calma.

Pero antes, me gustaría que me aclararas eso que dices del palito que le dio Fosse a Dustin, porque se me escapa, y pensé haberme documentado cuando hace tiempo reseñé esta sobresaliente película, y ahora, leída la tuya, me temo que no.

Algunos títulos que veo los tengo en mi lista; supongo que es normal que nos apetezca comentar, siempre que podemos, buenas películas.

Saludos.

Vivian dijo...

Me explico Josep, Fosse a través de Joe Gideon, su álter ego, utiliza esta película para dar testimonio de su manera de entender el mundo del espectáculo, que en realidad es su manera de vivir. Para ello sitúa la acción en un momento de su verdadera vida, el momento en el que estaba en el proceso de montaje de “Lenny” y con los preparativos de “Chicago”.
Gideon está con los preparativos de un musical, en el que no se puede reconocer “Chicago” porque creo que Fosse utilizó la película para mostrarnos el musical que siempre hubiera querido hacer pero que no pudo por los obstáculos de los productores, y está montando una película, aquí sí se puede reconocer claramente que la película que Gideon está montando es “Lenny” de Fosse.
Si Scheider es el álter ego de Fosse, el trasunto de Hoffman es Cliff Gorman, el “Lenny” de “All That Jazz” al que presenta como un actor egocéntrico, narcisista y resabido, que cuando va a visitar a Gideon al hospital se preocupa de todo menos de su salud. Y, para acabar de redondear la jugada, Fosse nos muestra el contraste entre las horas que se tira Gideon con el montaje de la película y como la crítica de los globos destroza su trabajo dándole todo el mérito al actor.

Disculpa la extensión en la explicación, es que con tanto personaje real y ficticio se hace un poco complicado de explicar por escrito, espero haberlo conseguido ;)

Me alegra que te haya gustado mi blog, bienvenido. El tuyo para mí ha sido un gran descubrimiento.

Saludos

Josep dijo...

Me quito el sombrero ante tí, Vivian, porque reconozco que, a pesar de haber disfrutado en varias ocasiones de All that Jazz, nunca caí en la cuenta de esa invectiva de Fosse.

Quizás porque siempre he pensado que Lenny le pertenece mucho más a él que a Dustin, aunque el trabajo de éste es magnífico.

No tan solo no me ha molestado la extensión de tu explicación, si no que te la agradezco sobremanera. Se nota que la conoces a fondo.

Casi miedo me da invitarte a que leas mis comentarios de las películas de Fosse que, con tan corta -por desgracia- filmografía, pienso completar poco a poco. De momento, ésta que recreas tan bien y Lenny, justamente. De ahí mi interés y mi duda.

Saludos.

Vivian dijo...

Muchas gracias por tus palabras Josep, y sobretodo, me alegra haber conseguido explicarme, que a medida que escribía me entraba la duda de sí se entendería bien con tanto lío de nombres :)

Suelo comentar, y no es falsa modestia, que yo de cine, no sé, como tampoco de literatura, música o pintura. Me gustan demasiadas cosas para saber bien sobre alguna de ellas en concreto, eso sí, de las películas, libros, autores, pintores… que me gustan (lo mío por Fosse es adoración) suelo conocer bastante.
Cuando algo o alguien me entusiasma intento conocer lo máximo posible al respecto, curiosa que es una jeje…

De inmediato voy para tu blog para leer las entradas que le dedicaste a estas dos grandes películas, por lo que he leído hasta el momento en tu blog, no tengo ninguna duda de que tus temores son infundados ;)

Saludos