CABARET (Bob Fosse, 1972)

 

Esta es para mí, sin ningún género de dudas, una de las secuencias más memorables de la historia del cine.



Ese jovencito rubio, de voz angelical, entonando una canción con una melodía preciosa, en un ambiente bucólico, idílico... La cámara bajando para mostrarnos la esvástica en el brazo del angelito... Los allí presentes en día de campo, uniéndose a la canción que se transforma en himno de masas enfervorecidas... Y el único que parece contrariado y preocupado un anciano, que ha vivido lo suficiente para saber que lo que allí se está gestando no traerá nada bueno...

Ver como el jovencito se pone la gorra y levanta el brazo, terrorífico, una de las escenas más terroríficas de la historia del cine.

¿Sigues creyendo que les pararéis los pies?
Lamentablemente, todos sabemos la respuesta.

Charlando una vez a propósito de los musicales me comentaba un amigo que en su opinión “Cabaret”, como casi todos los musicales, flojeaba en el guión. No puedo estar más en desacuerdo.
“Cabaret”, no sólo es una película donde cada plano, cada número musical es de una perfección que abruma, todo tiene un por qué, nada es gratuito, sino que además, tiene, en mi opinión, un guión redondo, la manera en la que se establece ese paralelismo entre el mundo de los protagonistas, esas vidas que se derrumban, y la deriva de una sociedad que acabara en un mundo en ruinas me parece sencillamente fascinante.
Y ese maestro de ceremonias, irónico y corrosivo, que observa como espectador la vida, ese gran Cabaret…

A veces, el talento y la inspiración se dan la mano y crean joyas como “Cabaret”, una película que trasciende el musical para convertirse en una obra maestra.

Os dejo con Sally Bowles

42 comentarios:

Fandestéphane dijo...

Hola Vivian, he de confesarte un secreto, pero no sé si decirtelo en privado o comentarlo aquí publicamente.
No he visto la película, a lo sumo ese número musical tan conocido de Liza, y ahora esa secuencia que has puesto. Creo que puede ser una buena peli y que me gustará. Voy a darte el gusto de verla, ya sabes, tu magia me tiene atrapado y hago caso a tus entradas. Ya te contaré en unos días lo que me ha parecido.

Un beso

Vivian dijo...

Tampoco es un secreto inconfesable Fan, se puede contar en público jeje ;)
Hay por ahí alguna película de esas imprescindibles que tampoco yo he visto, no siempre es cuestión de gustos, a veces es cuestión de tiempo.

Sabes que es siempre para mí una alegría saber que te tomas el tiempo de ver las películas que aquí recomiendo, aunque en alguna ocasión haya pinchado en hueso, creo que ésta te puede gustar, y, si no fuera así, al menos podrás decir que la viste :)
Los número musicales son buenísimos y la historia es altamente interesante, en varios aspectos.

Ya me contarás que tal.

Un beso enorme desde mi magia que te atrapa a tu poesía que me envuelve.

Angelus dijo...

Lo has clavado. Buen comentario en torno a la película. Veo que sigue tu admiración por la Minelli. Hay musicales que me gustan más, pero éste es una joya, y además con trasfondo histórico. ¡Qué fácil es criticar el musical!, es de los géneros más difíciles y... más bellos. Saludos.

Vivian dijo...

Me alegra que te haya gustado la entrada, Angelus.
En realidad sigue mi admiración por Fosse, la Minelli en este caso es una admiración añadida, como la guinda del pastel ;)

Respecto a la clasificación de esta película como musical, no es un musical en el sentido clásico, que es a los que más se les suele achacar aquello de guiones que flojean, un reproche que me parece tan absurdo como pedir a una película de ciencia ficción realismo, cada género tiene sus peculiaridades y no se pueden analizar con las mismas premisas, cuando leo según que criticas recurriendo al manido tema del guión que flojea al hablar de un musical me dice mucho y no positivo de aquel que firma la crítica.

Sobre mis musicales preferidos, tal vez por la concepción de la película, no suelo incluir ésta entre mis musicales favoritos, suelo incluirla entre mis películas favoritas.

Y sí, vuelvo a coincidir contigo, independientemente de gustos personales, el musical es uno de los géneros más complicados y que más bellos resultados ofrece cuando al final sale bien.

Saludos

David dijo...

Totalmente de acuerdo con tu post. Una gran gran película. Y sí. La escena es terrorífica (a pesar de lo hermosa que es la canción y lo bien planificada que está la escena).
¿Y qué decir del número de Cabaret? Liza está impresionante. Y el tema es tan bueno (esa letra es auténtica 100%.)
¿Y sobre el guión? Perfecto. No comparto la opinión de tu amigo cuando hasta la letra de las canciones tienen más interés y profundidad que muchos diálogos de infinidad de películas. Hace poco habló de ella Brujatruca en su blog y digo lo mismo que dije allí: "Todo premio artístico parte de una injusticia intrínseca. Pero cada vez que me lloran con el asunto de que El Padrino no ganó aquel año y uno se da cuenta de que la que ganó fue Cabaret... no me parece tan grave."
Una obra maestra.

Vivian dijo...

Ahí está precisamente la genialidad de la escena David, consigue transmitir miedo, pero miedo real, mientras lo que estamos viendo es una plácida tarde de asueto amenizada con una melodiosa canción, al punto que la canción se te mete en la cabeza y no dejas de tararearla.
Esto sólo lo puede conseguir un genio, no está al alcance de todos, un genio que no sólo coreografiaba en el baile, coreografía incluso los movimientos de cámara.

El número de Cabaret es otra muestra más, verla salir al escenario y escuchar la canción en su voz, sabiendo la historia que hay detrás del personaje, parte el alma.

Es la gran injusticia de los premios, hay años que lo merecería más de una y hay años que debería quedar desierto. Otra injusticia, en mi opinión, es la mecánica de hacer “competir” a las películas por fecha de estreno y no por géneros, porque algunas comparaciones son surrealistas.

Respecto a aquel año, siendo una enamorada de la saga mafiosa, que “El Padrino” “perdiera” frente a una película como “Cabaret” creo como tú que no es tan grave, porque “Cabaret” merece cualquier premio que recibiera en su momento, una obra maestra, sí señor.

Uno dijo...

Me gustan los musicales tanto que me gustan hasta las versiones para cine, que suelen ser bastante malas.
No es este el caso. Y yo creo que es porque no han intentado hacer un musical sino, como tu dices, han hecho una buena película.
Liza Minelli, que nos deslumbró con esta actuación, no ha vuelto a gustarme en ninguna otra película,aunque si la disfruté enormemente en el teatro en un mano a mano nada menos que con Chita Rivera, que hay que tener valor.
Y esa escena de Cabaret con las juventudes hitlerianas donde aparentemente todo es pureza pone los pelos de punta. Magistral

Me podía haber ahorrado el discurso y decir que no puedo estar mas de acuerdo contigo.
Un abrazo

Gustavo Calderón dijo...

Hola Vivian. Imprescindible. Tú.
Los que no hemos visto, o conocido, nos vamos con una imagen clara, de verdad o duda, pero nos vamos con algo latiendo profundamente. Deseo, curiosidad, ansia.... en fin. Yo para los musicales no soy bueno, lo admito, pero puedo hacer, y de hecho haré una excepción con Cabaret. pro para que mi confesión sea completa, no he visto Cantando bajo la lluvia, ni Chicago... ver cine a veces más que cuestión de deseo, es, cosa también de suerte. En mi caso, veo lo que me llega, y lo poco que puedo conseguir. y de lo que consigo a veces quedan cosas que no veo, porque sé que están allí y que en cualquier momento. Un Beso.

NoSurrender dijo...

ah, estoy completamente de acuerdo contigo. Cabaret es una película buenísima, en todos los sentidos, incluido su guión. Es más que un musical, a mi modo de ver. Quiero decir, no es una disculpa para poner a bailar y cantar a unos personajes, sino que hay emociones que se expresan mejor desde la decadencia de un cabaret, o, como muy bien has traido aquí, desde un movimiento de cámara que revela que la inocencia de un niño no es lo que parece.

Qué casualidad, hace poco volví a verla, y aún me gustó más.

Un beso!

Vivian dijo...

A mí también me gustan los musicales tanto como a ti, Uno, sólo que en vivo y en directo he visto más bien pocos, casi todos los he visto vía DVD, y normalmente, cuando suelo comentar sobre musicales tiene más que ver con cine que con montajes teatrales, con decirte que el último que vi en directo fue “Víctor o Victoria” con Paloma San Basilio, para que veas si hace que no veo uno en directo, eso sí, disfruté como una enana.

A mí sí me gusta la Minelli como actriz, aunque creo que como cantante es donde más brilla, y donde más cómoda se siente. Por cierto, esa mano a mano debió ser memorable ;)

Prefiero que no te hayas ahorrado el discurso y que, estando de acuerdo conmigo, lo hayas expresado con tus palabras, sabes que siempre me alegra descubrir coincidencias contigo y leer tus opiniones.

Un abrazo

Vivian dijo...

Esta es una de esas películas que tiene la maravillosa cualidad de gustar incluso a aquellos a los que el género musical no agrada especialmente Gustavo, porque no es un musical al estilo clásico, los personajes no se ponen a cantar de repente, los números musicales están integrados en la película sin casi darte cuenta, y eso para los no amantes del género supongo que supone una ventaja a la hora de ver la película.

Si no la viste, te la recomiendo, creo que te gustará, y ya verás que ni cuenta te vas a dar de que es un musical lo que estás viendo, sino una grandísima película.

Un beso

Vivian dijo...

Sí, NoSurrender, una película redonda se mire por donde se mire, el guión está estructurado a la perfección para que la historia gire en paralelo en torno a la vida de esos personajes y el decadente cabaret cuyos números musicales están perfectamente integrados en la historia, frente al deterioro de una sociedad que se resquebraja dejando espacios para que lancen sus tentáculos los fanatismos.

Respecto a aspectos más técnicos, lo de los movimientos de cámara es sencillamente fascinante, en un primer visionado una está tan pendiente de la historia y de los números musicales que a penas lo percibe, pero en posteriores visionados te vas fijando en los detalles y son para levantarse y aplaudir plano a plano.

Y con todos estos ingredientes Fosse consigue hacer un musical que gusta incluso a los que “odian” los musicales.

Me alegra descubrir que coincidimos en opinión sobre esta película, y sí, que casualidad que hace poco la hubieras visto, a mí también me pasa, cada vez que la veo me gusta más, es lo que tienen las obras maestras, que no te cansas de verlas ;)

Un beso

atikus dijo...

Una escena fantástica, totalmente de acuerdo con tus comentarios, es que una peli con drama y sentido del humor es una obra de arte, cuando se sabe mezclar etos dos ingredientes con inteligencia...ademas aqui le ponen una música y una puesta en escena excelente...en fin que notiene desperdicio ;)

besitos

Víctor González dijo...

Maravillosa película. Y perfecta reseña y muy bien elegida la escena. Absolutamente genial la transformación de la canción... de deliciosa a terrible. El que opina que flojea el guión que la vuelva a ver. Yo la he visto unas diez veces por lo menos y no me canso. Esta peli hay que verla en combinación con otras tres: "La Caída de los Dioses", "El Hundimiento" y por supuesto "To be or not to be". Un abrazo,

Vivian dijo...

Has destacado un punto que me parece digno de mención y que hasta el momento no había aparecido atikus, “una película hecha con inteligencia” es más, añadiría yo, una película que estimula la inteligencia de quien la ve, en la que se sugiere sin obviedades innecesarias, que invita al espectador a sacar sus propias conclusiones.

Me alegra descubrir que en esta película coincidimos en opinión.

Besitos

Vivian dijo...

Que bueno que te gustó la entrada que le dediqué a la película, Víctor.

Elegí precisamente la canción porque fue una de las cosas que más me llamó la atención la primera vez que vi la película, esa transformación es digna de mención sin lugar a dudas, como se puede decir tanto al espectador con sólo una canción, hay películas enteras dedicadas a este tema, la transformación de una sociedad, y Fosse, con unos planos y la canción nos lo cuenta en unos minutos, y luego hay quien encuentra flojo el guión, el guión no son sólo las palabras que se dicen…

“La Caída de los Dioses” no la he visto, de hecho la conocía sólo de oídas, he leído algunas reseñas después de leer tu comentario y me pongo a ello para conseguirla y verla, gracias por la recomendación.

Un abrazo

babel dijo...

Hola Vivian, aunque los musicales no son muy de mi gusto, este lo coloco aparte porque es grande como pocos.
Tendré que revisarla porque hace la tira de años que la vi. Esa escena, fantástica. Creo que es un musical que ha envejecido muy bien, al contrario que otros, y eso no es fácil en este género.

Saludos ;)

Yuri Zhivago dijo...

Aunque hace años que vi Cabaret -magnífica película-creo que es un poco exagerado decir que la escena del joven rubio es la más terrible de la historia del cine.En cualquier caso no más terrible que cantar a principios de los setenta el "Cara al sol" en Colegios rurales como el mío y no nos hemos convertido en algo parecido al movimiento "nazi".
Un abrazo Vivian.

Vivian dijo...

Tu comentario Babel, confirma lo comentado con anterioridad, es este un musical que posee la virtud de gustar incluso a los que no tienen entre sus preferencias este género, y sí, coincido contigo, el tiempo no ha hecho mella en ella, y eso sólo lo consiguen las grandes películas, pasa el tiempo pero no envejecen ;)

Saludos

Vivian dijo...

No he dicho terrible, Yuri, he dicho terrorífica, a mí sí me lo parece, pero los miedos son algo muy personal, no todos sentimos miedo ante las mismas cosas. Ver el fervor con el que se suman al cántico, en especial los niños, más aún sabiendo lo que pasó después, a mí me da miedo.

La situación que planteas no me parece para nada comparable con la escena que comento, la que tú comentas es una situación impuesta de los vencedores sobre los vencidos, tu interpretación de la escena de "Cabaret" de que por cantar una canción se vuelven nazis me parece bastante, bastante simplista, en mi opinión Fosse utiliza la canción como una metáfora sobre el sentimiento que fue germinando en aquella sociedad y que al final se le fue de las manos a esa misma sociedad, por acción de unos y por omisión de otros, una metáfora sobre la gestación del nazismo.
En realidad, aunque he leído comparaciones en más de una ocasión, la Guerra Civil española no me parece comparable con lo que pasó en la que ahora es Alemania y la Segunda Guerra Mundial, siendo ambas situaciones terribles y terroríficas en mi opinión.

En lo que veo sí coincidimos es en nuestra opinión sobre la película, una película magnífica, sí ;)

Un abrazo para ti.

Raúl dijo...

Lo es, sin duda.
No hace mucho tiempo pudimos debatir al respecto de esta misma secuencia en otro de los blogs amigos. Poco he de decir, más allá de que no se ha dado la ocasión en la que no se me hayan saltado las lágrimas de miedo cuando la veo; algo que hago con harta freuencia.

El peletero dijo...

Apreciada Vivian, hay casualidades que merecen ser mencionadas. El viernes pasado escribía a una amiga y le hablaba de la película de Bob Fosse. Citaba esa escena del muchacho rubio como la mejor. Le decía que me producía escalofríos y que: “En un comentario que publiqué en las postales que me escribía con mi querida lagartija comenté que se parecía al juego de encontrar las diferencias –casi imperceptibles- que hay entre dos dibujos iguales. Lo malo era que en este caso los protagonistas no tenían el modelo correcto para comparar. ¿Cómo se hallan entonces lo errores? En la escena, aparte de los dos extranjeros, sólo hay un anciano que parece darse cuenta del error fatal.”

Es una película memorable en todos los sentidos, una obra maestra.

Saludos

ANRO dijo...

Querida Vivian, el tipo que te comentó eso de "Cabaret" era un ignorante, con perdón. Decir eso de esta peli es un pecado cinéfilo que no se puede perdonar sin que el interfecto haya sido condenado a ver esta maravilla al menos media docena de veces.
Esa escena que comentas y nos muestras pone los pelos de punta a cualquiera.
Cuando ví "Cabaret" por primera vez fue en el "Prince Charles". Ya estaba muy próximo mi regreso a España y me emocionó hasta casi hacerme llorar. Me recordaba cosas muy desagradables ocurridas en nuestro pais.

Creo que Liza nunca estuvo mejor y bordó su personaje. Michael York siempre me pareció un pelín anodino, pero daba el tipo y Joel Grey era un inmenso maestro de ceremonias.
Ha sido estupendo que recordaras esta peli, Vivian.
Un abrazote.

Vivian dijo...

Recuerdo aquel intercambio de opiniones sobre la escena y la película, Raúl, un grato recuerdo.

Como te comenté entonces, a mí también me pasa cada vez que la veo, ese miedo que te recorre el cuerpo y que siempre aparece por muchas veces que hayas visto la película.

Vivian dijo...

Como me alegra descubrir estas “casualidades” contigo, peletero, no es la primera vez que me pasa con un comentarista y siempre, siempre, consiguen que esboce una sonrisa, como si una complicidad invisible nos uniera de alguna manera, me alegra que en esta ocasión haya sucedido contigo y me lo hayas comentado.

Respecto a la película, veo que somos de la misma opinión, y me alegra que hayas usado las palabras obra maestra porque hay mucho “entendido” por ahí que lo sacas del blanco y negro y es incapaz de calificar así ninguna película por mucho talento que haya en ella.

Saludos

Vivian dijo...

En realidad es un gran cinéfilo, Anro, pero su manía a los musicales a veces le ciega, mejor lo llamamos “insensato”, con cariño, que es amigo jeje ;)
Eso sí, la condena me parece no sólo muy acertada sino además adecuada.

La escena es de las que consigue meter el miedo en el cuerpo, un miedo físico, llegado un momento verlos cantar da miedo literalmente, más conociendo lo que después pasó y supongo que acrecentado si a ello se unen recuerdos propios de la triste historia de nuestro país.

Creo que muchos coincidimos en que este sea tal vez el mejor papel de Liza en el cine, si hay una Sally Bowles, esa es Liza.
Sobre Michael York tengo una opinión bastante cercana a la tuya, y también opino como tú que esta característica favorece al personaje en esta ocasión.
Joel Grey, impresionante, ese maestro de ceremonias es de los personajes que pasan a la historia del cine.

Para mí ha sido estupendo que compartas aquí tus impresiones sobre la película.

Un abrazo muy fuerte

Dana Andrews dijo...

Me gustaría volverla a ver porque hace mucho tiempo que no la reviso. Hay musicales que me han marcado más pero hay números en "Cabaret" realmente inolvidables y, ante tu admiración por Liza, he de corroborar tus palabras ya que esta chica poseía una de las mejores voces del momento.

Vivian dijo...

Creo Dana que ésta es una de esas películas que merece la pena volver a ver.

Respecto a lo que comentas sobre que no se encuentra entre tus musicales favoritos, como he comentado, yo es que la tengo más entre mis películas favoritas, en general, sin aludir al género.

Sobre Liza, tenía y tiene una de las mejores voces, precisamente el año pasado recibió un Tony por su espectáculo “Liza’s at The Palace”.

Josep dijo...

Sin duda Cabaret es uno de los mejores musicales de la historia del cine: rompe con la tradición del cantable que se inicia para expresar sentimientos de un personaje; de hecho, el cabaret es el trasunto de la propia sociedad que le hace de entorno.
La escena inicial y la final son inevitablemente geniales y Fosse, cargado de ironía, nos presenta en esta escena que insertas de cabecera un efebo hitleriano con una carga irónica terrible.
Tengo para mí que Baz Lhurman, en su Moulin rouge, homenajea -o plagia, directamente- a Fosse en las escenas inciales de la estación y el timorato jovencito que se va a enfrentar a una forma de vida desconocida.
Cabaret da mucho de sí: no es, desde luego, un musical al uso.

Besos.

Vivian dijo...

Estupendo análisis en el que coincido casi al cien por cien, Josep, excepto una precisión, homenajear para mí no es lo mismo que plagiar, y es que a mí Moulin Rouge, a pesar de los palos que más de uno le dan, me encantaaaaa, otro de esos musicales que he visto montones de veces, entero y por partes ;)

Besos

salvadorpliego dijo...

45 millones de vidas costó esa afrenta…
La película si es una maravilla.

Un fuerte abrazo para ti.

Vivian dijo...

Sí Salvador, la película una maravilla.
La realidad de lo que pasó un drama de dimensiones descomunales, que no conviene olvidar.

Un abrazo muy fuerte para ti

Manuel Márquez dijo...

Tiempo ha que no paso por aquí, compa Vivian, y bien que me pesa, que en esta cibercasa siempre encuentro buen "alimento para el espíritu". En todo caso, y aunque suene a herejía -que me consta que así es, no lo voy a discutir-, no he visto aún Cabaret. O sea que... En todo caso, tu reseña es un motivo más para ponerme a la tarea cuanto antes.

Un fuerte abrazo y buena noche.

Vivian dijo...

Me alegra leerte de nuevo por aquí, Manuel, gracias por tus palabras y rebienvenido.

Respecto a la película, que bueno que mi reseña te animó a verla, es una película de esas que merece el tiempo invertido en verla, más que invertido, disfrutado, cien por cien recomendable.

Un abrazo muy fuerte y buena noche para ti también.

Gww dijo...

Ví la película hace tanto tiempo que la verdad es que no recordaba muy bien la escena pero gracias a tí y a esta entrada creo que tendré que volver a verla y a apreciarla mejor.

Un saludo y enhorabuena.

Vivian dijo...

Que bueno que la entrada despertó tu interés por volver a ver la película Gww, “Cabaret” es de esas películas que gana con cada nuevo visionado, siempre descubres nuevos detalles.

Espero que la disfrutes tanto como yo cuando la vuelvas a ver.

Un saludo y gracias por tus palabras :)

Antonio Callau Pérez dijo...

Me parece un musical estupendo y, como bien señalas, transciende al género totalmente. Liza está inconmensurable.

Vivian dijo...

Me alegra coincidir contigo en opinión respecto a esta película Antonio, pero, sobretodo, me alegra enormemente leerte por aquí, bienvenido y gracias por pasarte.

jorge dijo...

Llego tarde y casi todo esta comentado.

esa escena es la que le da un giro a la pelicula y la convierte en algo mas que una historia de chico encuentra chica y la pierda.

Una perfeccta manera de ver como se extiende la plaga.

¡¡¡... y como olvidar el genial "avalenzate"!!!

Vivian dijo...

Nada de llegar tarde, Jorge, todos los comentarios llegan a tiempo a este blog, y se agradecen ;)

Veo que coincidimos en opinión y análisis sobre la película y la escena, muchas gracias por pasarte y dejar tu opinión.

Un saludo y bienvenido.

Fandestéphane dijo...

Hola Vivian, ¿cómo va todo?
Entro para decirte que el otro día vi Cabaret, ya sé que he tardado más de un mes, pero no tengo mucho tiempo para ver películas, pero esta semana santa ya he visto cuatro jajaja y ya me estoy poniendo al día. Tengo pendiente Madame De, no me olvido.

Me encantó Cabaret, los numeros musicales muy buenos y disfruté mucho con ellos, algunos ya los había visto en cortes de programas de cine o especiales sobre Liza.
Pero me gustó más el tema de la película, y el trabajo de Liza es impresionante, me encantó y el de York también. Bonita historia de amor pero como siempre, han de terminar tristemente.
Hay veces que me gustaría hacer como la Minelli e irme a una estación de tren y gritar cuando pasase, pero me temo que ahora los trenes son más silenciosos y solo me oirían a mi gritar como un energúmeno y acabarían encerrándome
entre cuatro paredes blancas.
Ya sabes que comentarte sobre la película en términos críticos no lo puedo hacer, sencillamente porque no tengo ni idea, y que para eso ya estás tú, que ya sabes que me encanta leerte. Yo solo puedo decir si me ha gustado o no.
Y esta me ha gustado y mucho.

Un beso Viv, y no demores tanto las entradas que te echo en falta.

Vivian dijo...

Me ha encantado tu comentario, Fan.
No sabes que alegría regresar y encontrar un comentario como el tuyo, no sólo porque coincidimos en gustos sobre la película, y encontrar coincidencias contigo siempre me provoca una alegría especial, sino porque me encantó tu manera de describir las sensaciones que provocó en ti, tu manera de expresar cómo te gusta y por qué, me emocionó leerte.

Por aquí todo bien, he estado de vacaciones con la family y vengo con las pilas cargadas, yo también te he echado de menos, y me he acordado de ti estos días.

Muchas gracias por tus palabras y un besazo inmenso.